El Destino Tenía Otros Planes

No todas nacemos para ser madres, algunas por temor a perder su esbelta figura, el no querer envejecer o tener responsabilidades. Ninguna de las anteriores fue el caso de Paula ya que era madre de un niño Sergio y  una niña Luz Maria, le tomo por sorpresa un embarazo luego de 10 años. Para Paula era una situación difícil ya que no fue planificado en cambio su esposo Sergio estaba bien contento de que iba a tener un bebé. Por la mente de ella pasó de todo, hasta abortar, el doctor que la atendía le indico que lo tuviera y que al momento del alumbramiento si no lo quería, el lo adoptaría. 

 

A pesar que tenía una Fe católica había decidido abortar con remedios caseros. Que le incomodaba  de este tercer embarazo?  Que ya tenia la pareja y se sentía muy a gusto con sus niños. 

 

El destino le tenía otra cosa escrita para Paula, ninguno de los brebajes o teses que preparó para abortar funcionó. Así que transcurría el tiempo y en su barriga crecía ya una criatura, a la cual iba aceptando con el transcurso de la gestación. 

Llegó el gran día, un diciembre 22 del 1959 y nació Jesús Manuel. Aquel niño que en un momento dado Paula no quería le robe su corazón con sus ojos verdes. Ya venia criao pues peso 10 libras y midió 22 pulgadas. 

 

 

Manuel como le decía, fue creciendo con amor,  junto a sus hermanos y padres. 

Ya Manuel de adulto, un día su madre le confesó que en un momento dado había pensado terminar con el embarazo.  El no lo tomo a mal ya que tenían una buena relación de hijo- madre. Lo único que se le ocurrió decirle fue: “Te voy a acusar con maltrates de menores”, y se rieron. 

 

A veces muchas mujeres pasan por la situación de Paula o aún peores, y deciden abortar. El haber tenido a su hijo le dio la oportunidad de disfrutar la vida con el, los lazos entre ambos eran fuertes. 

Please reload

Recent Posts

March 27, 2020

March 27, 2020

March 23, 2020

Please reload

Archive

Please reload

Tags