Convertirse en una madre de dos

April 10, 2018

Una vez que mi hija cumplió dos años, siempre me preguntaban cuándo tendría otro bebé. Mi respuesta se mantuvo igual durante los siguientes cinco años. Como madre adolescente, tuve que crecer en cuestión de meses y aunque habían pasado años desde el nacimiento de mi hija todavía tenia muchas metas pendientes, por lo que no estaba en mis planes tener otro bebé. Sin embargo, la vida tiene una forma de sorprendernos.

 

Comencé a sentirme mal de la nada y duró aproximadamente dos semanas, así que decidí comprar una prueba de embarazo. Pasaron los minutos y ahí estaba ... la prueba de embarazo que pensé que nunca tendría que volver a tomar parpadeando EMBARAZADA. Recuerdo que me sentí nerviosa, pero en el fondo estaba en paz porque sabía que sería diferente la segunda vez. Ya yo tenia mas edad y mucho había encajado en su lugar para nuestra familia. Hice una cita con mi doctora para confirmar el embarazo y compartir las noticias con mi hija y el resto de nuestra familia. Mientras todos estaban asombrados, probablemente porque finalmente los habíamos convencido de que no íbamos a tener otro bebé, estaban tan felices. Mi hija saltó arriba y abajo gritando, "¡Voy a ser una hermana mayor!"

 

 

 

 

Mi segundo embarazo fue agradable ya que me senti bastamente bien. Experimenté el ardor de estómago típico y la incomodidad al intentar dormir pero aparte de eso me sentia como la mujer maravilla . Mucho de eso tenía que ver con mi estilo de vida. Había dejado de comer carne y me mantenía activa con una rutina de ejercicios desde mi hogar. También es cuando comencé a reemplazar muchos mis productos y remedios de belleza y bienestar con productos y remedios naturales. El día que descubrimos el sexo del bebé fue muy especial porque mi hija estaba con nosotros. Fue otro hito maravilloso en mi embarazo que estábamos emocionados de compartir con nuestra familia y amigos.

 

 

Hacia el final de mi embarazo, el médico informó que encontró un foco intracardíaco ecogénico también conocido como una mancha brillante en el corazón del bebé. Si bien me informaron que los puntos brillantes son en realidad comunes pero aun me indicaron que me hiciera más sonogramas de lo habitual y consulte a un especialista. En mi última ecografía se confirmó que el punto brillante ya no era visible  pero había otra problema... oligohidramnios. Ocurre cuando el bebé está rodeado de muy poco líquido amniótico. El fluido se estaba reduciendo rápidamente por lo que el médico me indujo el parto a las 38 semanas. 13 horas más tarde, después de lo que se sintió como el parto más doloroso, ¡nació mi hijo!

 

 

Como le prometí a mi hija durante mi embarazo, ella fue la primera en conocer a su hermanito ... antes que cualquier otro miembro de la familia o amistad. El momento en que ella entró y se paró frente a él fue cuando abrió los ojos por primera vez. Comenzar de nuevo, por así decirlo, después de siete años requirió un gran ajuste. ¡Todavía lucho de vez en cuando pero no cambiaría mi vida ni mucho menos el don de ser madre de dos hijos por nada en el mundo!

 

Feliz segundo cumpleaños, Jasaan!
¡Que continúes iluminando nuestras vidas y el mundo que te rodea con tu luz!
Mami te ama!

 


 

Please reload

Recent Posts

December 10, 2019

December 3, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags